martes, 9 de agosto de 2011

Glándula paratiroides concepto, función, importancia y padecimientos


Las glándulas paratiroides (hormona paratiroidea o paratohormona (PTH)). Son dos pares de glándulas pequeñas de forma ovalada que forman parte del sistema endocrino, se encuentran en el cuello, detrás de la glándula tiroidea, dos superiores y dos inferiores, tienen un suministro de sangre muy rico lo cual es muy importante para poder monitorear el nivel de calcio en la sangre las 24 horas del día. Sintetizan y secretan la hormona paratiroidea (PTH) que regula y controla el nivel del calcio (Ca²) en el cuerpo, huesos y sangre. Estos niveles tienen que ser exactos porque son muy importantes para el metabolismo, pequeñas desviaciones de (Ca²) puede causar trastornos nerviosos y musculares por lo que es regulado con mucho cuidado.

Al igual que todas las glándulas endocrinas, las glándulas paratiroides producen la hormona paratiroidea (pequeña proteína capaz de hacer que las células distantes en el cuerpo reaccionen de manera específica) (3). La (PTH) tiene mucha influencia sobre las células de los huesos y hace que el calcio se libere en el torrente sanguíneo además miden la cantidad de calcio en la sangre cada minuto de todos los días. En una persona normal (sana) las glándulas paratiroideas se encienden y apagan docenas de veces al día... Si los niveles de calcio bajan un poco, las glándulas paratiroides reconocen esto y producen la hormona paratiroidea y si es suficientemente alto deja de producir la hormona paratiroidea (PTH). El calcio es el componente principal estructural de los huesos porque les da su rigidez.

Un exceso de la actividad o una hiperactividad de una o más glándulas de las paratiroides reacciona produciendo demasiada hormona paratiroidea PTH, que causa un desequilibrio en los niveles del calcio, que puede ser potencialmente grave (produce exceso de calcio en la sangre). A esto se le llama hiperparatiroidismo (3). Puede darse por la formación de un tumor benigno en algunas de las glándulas esto hace que las células del tumor en la glándula produzcan más PTH de la necesaria y con esto el aumento de calcio Ca² en la sangre. Este aumento puede provocar: poliuria (eliminación de gran volumen de orina), polidipsia (mucha sed), debilidad muscular, alteraciones óseas, úlcera gástrica, náuseas, vómitos y estreñimiento (1). También puede ocurrir por un problema en el riñón q hace q aumente la paratohormona PTH a causa de una insuficiencia renal crónica y a esto se le llama hiperparatiroidismo secundario (1).

Los huesos brindan una fuente de almacenamiento de calcio Ca² y si la glándula paratiroides produce un exceso de la PTH (reguladora de calcio) los huesos renuncian al calcio en un intento de aumentar el nivel de este en la sangre pero hay casos en los q no sucede esto y el exceso de hormona paratiroidea hace que los huesos sigan liberando el calcio en la sangre a un ritmo acelerado generando huesos con poco calcio. Esta condición se denomina osteopenia y osteoporosis esto hace que los huesos tengan más “poros” y menos masa ósea si esto se presenta por largos periodos los huesos se vuelven quebradizos y más propensos a fracturas. Hipoparatiroidismo es una anomalía patológica q se presenta por niveles anormalmente bajos de PTH suele aparecer como consecuencia de operaciones en el cuello relacionadas con trastornos del tiroides o de la laringe. Las glándulas paratiroides pueden extirparse de manera accidental, o bien el suministro de sangre sufrir un deterioro a consecuencia de la intervención. Puede provocar: ansiedad, hormigueo en la cara, las manos o los pies y espasmos musculares en las manos, (denominados tetanias). Cuando es de larga duración, pueden aparecer cataratas y alteraciones psiquiátricas (1).

La hormona paratiroidea PTH estimula las siguientes funciones:

ü El almacenamiento de calcio en los huesos.

ü La liberación de calcio por medio de los huesos en el torrente sanguíneo.

ü La absorción de los alimentos por medio de los intestinos.

ü La conservación de calcio por medio de los riñones.

Una vez secretada por las glándulas paratiroides, la PTH circula libre en el plasma y es rápidamente metabolizada. Su vida media es de unos cuatro minutos. El hueso y el riñón tienen el mayor número de receptores para la PTH. A nivel del hueso, el efecto neto de la PTH es promover la degradación del hueso, con lo que niveles altos de calcio y fosfato pasan a la sangre. Así pues, el efecto neto de la PTH en el hueso y el riñón es aumentar los niveles de calcio en el plasma y disminuir los de fosfato (2).








Referencias:

(1) Dr. Colin Paterson , médico general. Última versión: 12/06/2011. Trastornos de las glándulas paratiroides. En línea fecha de consulta 01 / agosto / 2011. Disponible en: http://www.netdoctor.es/XML/verArticuloMenu.jsp?XML=000063

(2) Julia Reiriz Palacios. Doctora en Medicina. Glándulas paratiroides. Hormona paratiroidea o paratohormona (PTH). En línea fecha de consulta 01/ agosto /2011. Disponible en: http://www.infermeravirtual.com/es-es/actividades-de-la-vida-diaria/la-persona/dimension-biologica/sistema-endocrino/glandula-paratiroides.html#

(3) Norman Parathyroid Center. 1996-2011. Paratiroides. En línea fecha de consulta 31 / julio / 2011. Disponible en: http://parathyroid.com/paratiroide/

(4) Fox SI. Fisiología humana. 7a ed. Madrid. McGraw-Hill-interamericana; 2003. Pag: 320

(5) http://www.zonagratuita.com/enciclopedia/biologia/sistema-endocrino/a-imagenes/glandulaparatiroides.gif

(6) http://www.mybwmc.org/sites/all/modules/adam/graphics/images/es/10275.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada